Inicio

Te cuento el porqué de este nombre…

Cuando pensamos en una fábrica, pensamos en un recinto físico o virtual donde un conjunto de personas y recursos crean o elaboran algún objeto material o servicio. En este sentido podemos decir que fabricar, es construir, edificar, hacer o producir algo.

Hoy te invito a pensar en una fábrica que nos convoca a todos y cada uno desde diversos roles, y que produce y construye algo distinto: CUIDADOS

¿Qué ES EL CUIDADO?

Cuando hablamos de CUIDADO, el origen de la palabra proveniente del latín cogitatus significa  PENSAMIENTO y tiene que ver con la solicitud y atención para hacer bien algo. Es importante saber que el cuidado requiere pensar y prestar atención, dedicación, ocupación y asistencia y que no es solo una acción manual o instrumental, y que está motivada por una necesidad y una responsabilidad para lograr el cuidado propio, de otros y del medio ambiente que nos rodea. Si observamos las estadísticas de accidentología doméstica, laboral y vial, la mortalidad infantil y adulta, la violencia y los niveles de contaminación del medio ambiente que imperan en nuestra sociedad, es sumamente necesario recuperar el valor del cuidado para incorporar acciones de prevención y concientización que permitan observar cambios en la conducta de la sociedad, de modo de poder impactar positivamente en la calidad de vida de la población.

Algunas palabras que pueden definir el cuidado son:

El valor del cuidado, la seguridad, la prevención y la protección no es privativo del ámbito laboral sino que es un valor que debe ser difundido en todo ámbito de la sociedad como un valor positivo y necesario para el desarrollo de la salud psíquica, física y emocional del ser humano y que éste debe ser aprehendido como un hábito y un pilar presente en cada acción emprendida.

Como verán, hay mucho por hacer… ¡Bienvenidos a Fábrica de Cuidados!